Aumento de senos Instituto Dr. E. Lalinde
C/Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18

volver inicio

Cirugía de aumento de senos

Situación de la prótesis en el aumento de senos: Submamaria, subfascial, subpectoral

aumento de senos

Situación de las prótesis

A través de incisión creamos un bolsillo, bien directamente detrás del seno o debajo del músculo pectoral mayor centrando el implante sobre el pezón. Le explicaremos las ventajas y desventajas de ambas técnicas. Entre ellas, el hecho de que el examen de los senos puede ser más difícil si se coloca la prótesis justo bajo la glandula, o el que la colocación bajo el pectoral sea más molesta durante algunos días, o la diferente forma que toma el seno por el hecho de que el músculo pectoral suavice los contornos de la prótesis.

La prótesis de mama puede colocarse parcialmente debajo del músculo pectoral mayor (submuscular), o debajo de la glándula (subpectoral). La situación depende de sus características. De todas formas, en general tienen las siguientes ventajas y desventajas.

Subpectoral:

  • Es la mas utilizada
  • Al tener mas tejido por encima, la prótesis esta mas oculta
  • El pectoral oculta mejor el reborde superior de la prótesis haciéndola mas natural
  • El pectoral sujeta mejor la prótesis evitando la caída con los años del seno
  • La movilización del músculo duele durante los primeros días

En nuestro Instituto de Cirugía plástica normalmente preferimos la colocación de las prótesis a nivel submuscular parcial con desinserción muscular parcial a nivel de esternón y polo inferior del seno

La situación submuscular:

  • disminuye el porcentaje de contractura capsular
  • separa la prótesis de la glándula
  • proporciona al pecho un aspecto mucho más natural, evitando la redondez artificial del polo superior y la rigidez de los mismos
  • también minimiza las retracciones de la cápsula que se manifiestan en la piel a modo de ondas (rippling)
  • facilita los controles habituales del seno mediante ecografía y mamografía.

Subglandular

  • Duele bastante menos que la situación anterior
  • Se utiliza en senos caídos, ya que en estos casos si la colocamos bajo el músculo daría lugar a un doble contorno.
  • Se utiliza en mujeres que han desarrollado bastante sus músculo pectorales (culturistas). Estas al tener una fuerza importante en esta zona pueden distorsionar la prótesis al hacer maniobras habituales con los brazos
  • Duele menos
  • El borde superior de la prótesis se nota mas, pudiendo ser muy evidente en mujeres delgadas y con poco tejido en el seno
  • Con el tiempo la prótesis esta poco sujeta y se cae con mas facilidad

En los casos de ptosis leves o incluso moderadas la ubicación subglandular puede compensar dicha caída si bien favorece, a medio-largo plazo, una acentuación de la ptosis debida al peso de la unidad glándula-prótesis sobre la piel.

Es importante discutir pros y contras de cada una de las técnicas para que entienda las implicaciones del procedimiento que le recomendamos.

Hay una tercera alternativa que es la localización subfascial: Este procedimiento que se emplea en ocasiones al utilizar una vía axilar es muy similar a la localización subglandular y su utilidad real no esta científicamente demostrada.

En resumen.. Situamos las prótesis en posición submuscular

La posición submuscular permite, sobre todo en mujeres delgadas que el implante quede más profundo y mas lejos de la piel. Ello evita el escalón que se produce la parte superior sobre el reborde del implante.

La contractura capsular (de la que hablaremos más adelante) es menos frecuente en posición submuscular, porque la prótesis queda aislada y separada de la glándula  mamaria.

Las mamografías y ecografías son más fiables y fáciles de realizar cuando el implante es submuscular. La detección precoz del cáncer de seno es esencial para su curación y no creo que una técnica de cirugía estética como el aumento de senos deba dificultar este diagnostico.

Tanto la posición subglandular como la subfascial dificultan la interpretación de las mamografías y ecografías.

El despegamiento: Tanto en el emplazamiento submuscular como en el subglandular el despegamiento del bolsillo es fundamental puesto que de él depende la ubicación de la prótesis y con ella, la proyección de la glándula y la posición y dirección del pezón. Esto hace que debamos realizar en cada caso un tipo de despegamiento determinado, el adecuado para obtener el resultado que buscamos.

Por ejemplo, cuando la distancia intermamaria es pequeña y el pezón esta medializado la colocación centrada de las prótesis proyectará los pezones hacia delante manteniendo su posición correcta. Si, por el contrario, esta distancia es amplia y la posición de los pezones está lateralizada dicha colocación provocaría una acentuación de la lateralización. En estos casos es necesario recurrir a la creación de un bolsillo más lateral que compense dicha situación al llevar los pezones hacia dentro.

La cirugía generalmente lleva de una a dos horas. Se cierra la herida con una sutura enterrada y posteriormente se vendan los senos durante dos o tres días para permitir que su cicatrización sea correcta.

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clinica autorizada por la Comunidad de madrid. Especialistas en Aumento de senos

Mapa web | Aviso Legal | Blogs | Links de utilidad

Compartir en:DigFacebookChromemeneamemi perfil de google plus

copyrigt © 2013 Todos los derechos reservados