Aumento de senos Instituto Dr. E. Lalinde
C/Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18

volver inicio

Indicaciones de las protesis de senos

Aumento de senos secundario

aumento de senos

Consúltenos si:

  • Si no esta satisfecha con el resultado de su aumento
  • Si le han dicho que el aumento de su seno no es posible
  • Si le han dicho que no se puede hacer nada mas para mejorar su aspecto

Los implantes que se han complicado son causa de verdaderos desastres y presentan gran dificultad para su corrección.

Cuando acude una paciente que presenta algún tipo de complicación tras haberse sometido a una operación de aumento de pecho es necesario reconocer en ella a una persona con un alto grado de frustración. Esto es debido a que esta intervención es una de las más gratificantes y de efectos más inmediatos y su fracaso supone similar desilusión. Por esto, si tomamos la decisión de realizar un aumento de senos secundario deberemos tomar ciertos cuidados, especialmente a la hora de establecer las metas a conseguir.

Centrándonos en las complicaciones propias de los implantes con repercusiones estéticas y relacionándolas con cada una de las variables podemos resumir:

  • Paciente: insatisfacción con el tamaño o resultado.
  • Seno: alteraciones o asimetría del tamaño, forma o posición, atrofia glandular.
  • Piel: estiramiento y adelgazamiento de la piel, ptosis, ondas cutáneas y cicatrices evidentes.
  • Prótesis: contractura capsular; bordes, ángulos o forma de la prótesis visibles o palpables y posición inadecuada: ascenso, desplazamiento lateral medialización excesiva y deslizamiento inferior.
  • Surco: elevación, descenso, alteraciones, doble surco.
  • Complejo Areola - Pezón: alteraciones de la posición, retracciones.

Las más frecuentes son las provocadas por alteraciones de la cápsula (contractura capsular y laxitud capsular) y por el desplazamiento o ruptura de las prótesis. Los procedimientos más comunes para su tratamiento son la capsulotomía, la capsulectomía, la capsulorrafia y el cambio de prótesis o de su emplazamiento.

Contractura capsular: La contractura capsular es la principal complicación de los implantes de senos. Ante tal posibilidad nosotros hemos establecido unas pautas de actuación que dependerán, en primer lugar, de la localización de la prótesis y, secundariamente, del tipo de prótesis.

Si la colocación ha sido realizada en el plano subglandular aconsejamos la recolocación de las prótesis en el plano submuscular, el elegido habitualmente por nosotros. Si ya se encuentran en esta ubicación la contractura capsular severa no es frecuente y suele localizarse en las áreas interna, externa y, principalmente, en el polo inferior (zona con posición subcutánea de la prótesis). Cuando afecta a éste se produce una elevación del surco y el descenso del CAP. Por el contrario, si la contractura se localiza en el polo lateral del seno la prótesis adquiere una posición medial y se lateraliza el CAP.

Para la prevención y tratamiento de la contractura capsular seguimos las siguientes pautas:

La inclusión de implantes de senos lisos exige la realización en los primeros meses de masajes profilácticos. Si los masajes han sido inútiles recomendamos añadir a los mismos ultrasonidos en las áreas de fibrosis y tomar vitamina E entre 800 y 1.200 UI. Cuando afecta al polo inferior recomendamos no utilizar sujetador para evitar que la presión del mismo ocasione el cierre inadecuado de la cápsula.

Si esto tampoco fuera suficiente para resolver el endurecimiento proponemos la capsulotomía abierta. Bajo anestesia local -con o sin sedación- realizamos una pequeña incisión en el surco submamario y mediante endoscopia procedemos a seccionar la cápsula de manera que la prótesis vuelva a su lugar. En estos casos dejamos un drenaje que nos sirve para evitar el acúmulo de sangre o serosidades y, antes de ser retirado, para inyectar una solución de vitamina E, triancinolona y gentamicina que inhiben la formación de la cápsula. A esto añadimos vitamina E oral durante tres meses.

Cuando la cápsula es muy importante (Grado III y IV de Baker) puede ser necesario llevar a cabo una capsulectomía. En la contractura capsular repetida utilizamos las prótesis revestidas de poliuretano cuyo índice de contractura es mínimo.

Laxitud capsular (bottoming out): Contrariamente a lo que ocurre en la contractura capsular la formación de una cápsula muy fina provocará la incapacidad de la misma de soportar el peso de la prótesis por lo que esta tenderá a caer verticalmente y deslizarse lateralmente. La posición baja de la prótesis causa malposición de la glándula  mamaria –que presentará exceso de polo inferior- y el desplazamiento en dirección contraria del CAP que adquiere una posición excesivamente alta.

Para su prevención -cuando en la primera semana de post-operatorio observamos una leve caída de la prótesis recomendamos utilizar sujetadores que definan el surco y ejerzan cierta presión. Su tratamiento, por otra parte, requiere la realización de una capsulotomía abierta de manera que se cree un área cruenta para proceder, seguidamente, a la capsulorrafia con hilo irreabsorvible de manera que mantenga a la prótesis en la posición correcta.
Sinmastia: Es la pérdida del surco intermamario provocada por el desplazamiento medial de las prótesis y normalmente se debe a un excesivo despegamiento en la zona esternal a la hora de confeccionar el bolsillo. Para solucionar esta situación recurrimos a la capsulectomía medial abierta seguida de capsulorrafia.

Doble surco (double dubble o snoopy effect): Es una alteración de la forma del seno provocada por una situación bicompartimental en la que las prótesis en posición submuscular marcan el surco inferior mientras que la caída de la glándula origina un nuevo surco.

Aunque esto puede ocurrir debido a retracciones cicatriciales a nivel del surco normalmente aparece en pacientes con ptosis moderada o importante que rechazan una mastopexia, en los implantes de larga duración por una ptosis posterior del seno y en los casos de embarazo en pacientes con prótesis submusculares y cobertura cutánea fina. En esta última situación el aumento glandular provoca un exceso de peso que repercutirá sobre la piel que acaba cediendo y provocando el doble surco.

También surgirá esta alteración en aquellas situaciones en las que exista una disociación entre el diámetro de la prótesis y el de la base del seno. En estos casos el primitivo surco o el polo inferior del seno pueden no tener suficiente elasticidad como para acomodarse a la nueva dimensión o arco de una prótesis con excesivo diámetro. Algo similar sucede cuando se produce un descenso exagerado del nuevo surco inframamario en pacientes con polo inferior insuficiente o inelástico. En estos casos puede ser necesario cambiar la prótesis por una menor, elevar el surco o provocar una distensión del polo inferior mediante incisiones de relajamiento sobre la glándula.
Si existe ptosis deberemos realizar una mastopexia adaptando la cobertura cutánea a las nuevas dimensiones del seno.

La fuga o ruptura del implante relleno de gel de silicona ha dejado de ser un problema importante desde la aparición en el mercado de las prótesis de gel cohesivo. No obstante, todavía deberemos enfrentarnos durante años con pacientes portadoras de prótesis convencionales de silicona.

La ruptura del implante puede ser intracapsular, normalmente debido al desgaste provocado por los años, o extracapsular, causadas por traumatismo, capsulotomías cerradas, etc. En el primer caso puede permanecer asintomático durante años mientras que en el segundo aparecerá una reacción inflamatoria alrededor del material que ha salido (siliconoma) que es necesario retirar cuanto antes para evitar mayores desplazamientos. En la ruptura intracapsular el diagnóstico es más difícil y suele confirmarse mediante resonancia magnética. Si se trata de una prótesis de suero salino, el diagnóstico es evidente y su corrección solo supone el cambio de la prótesis.

Respecto al polémico tema del cambio de las prótesis, desde nuestro punto de vista es recomendable prevenir la ruptura de las mismas por desgaste de su superficie. Esta es una intervención rápida y sencilla que puede ser realizada simplemente con anestesia local y no necesita cuidados especiales en el postoperatorio. Sin embargo, si la prótesis se rompe su contenido de gel de silicona queda en contacto con la cápsula y esto puede provocar contractura capsular severa e incluso facilitar la ruptura de la misma cápsula y la salida del gel de silicona a los tejidos circundantes. En este caso, cuando la membrana de silicona de la prótesis se ha roto el tratamiento será bastante más complejo y consistirá en la retirada de toda la cápsula con su contenido.

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clinica autorizada por la Comunidad de madrid. Especialistas en Aumento de senos

Mapa web | Aviso Legal | Blogs | Links de utilidad

Compartir en:DigFacebookChromemeneamemi perfil de google plus

copyrigt © 2013 Todos los derechos reservados